Sonreír una herramienta poderosa.

Sonreír una herramienta poderosa.
Sonreír tiene un impacto psicológico, emocional y fisiológico

Sonreír desencadena la liberación de endorfinas, serotonina y dopamina.

Se ha descubierto que sonreír reduce el esfuerzo percibido y el dolor por esfuerzo.

Sonreír tiene un gran impacto en nosotros por dos razones:

Primero, a medida que crecemos, nos condicionamos a los efectos positivos de sonreír. En otras palabras, aprendemos que cuando sonreímos, significa que estamos felices y que la vida es buena, por lo que cuando sonreímos, generamos asociaciones agradables, como diálogo interno positivo y recuerdos, que nos hacen sentir mejor.

Segundo lugar, ha habido una investigación fascinante que analiza los efectos de la sonrisa en la química de nuestro cerebro. Esta investigación ha encontrado que cuando sonreímos, liberamos sustancias químicas del cerebro, como la dopamina, que nos hace sentir más felices, y la serotonina, que reduce el estrés. También reduce nuestra presión arterial, fortalece nuestro sistema inmunológico y alivia nuestro dolor.

Esta influencia es consistente con la idea de “emoción encarnada”, que postula que nuestras expresiones faciales (y nuestra postura, para el caso) tienen una relación recíproca con nuestras emociones, lo que significa que nuestra fisiología puede afectar nuestras emociones y nuestras emociones pueden afectar nuestra fisiología. En pocas palabras, es difícil pensar y sentir de manera inconsistente con los mensajes que tu cuerpo te envía.

Sonreír no debe ser solo algo que haces cuando te sientes bien. En su lugar, deberías usarlo como una herramienta mental para sentirte bien.

Trata de evocar sonrisas “reales”. Las sonrisas genuinas pueden ser más efectivas para influir positivamente en tu fisiología y psicología que las sonrisas “falsas” (¡sí, tu cerebro puede notar la diferencia!), haz todo lo posible para concentrarte en las cosas que te permitirán producir una sonrisa real (por ejemplo, una canción feliz, un buen recuerdo, cómo te sentirás cuando logres tu meta de entrenamiento o termines una carrera). Si no puedes hacer que eso suceda, simplemente levanta los lados de tu boca en una sonrisa falsa (ya que también puede funcionar, tal vez no tan bien).

FUENTE: Jim Taylo

Deja un comentario

diecinueve + once =